Navegar con niños

Navegar con niños es divertido, emocionante y gratificante.

Los niños nunca olvidarán las experiencias vividas en el mar y probablemente van a desarrollar un profundo interés por la navegación.

Si navegas con niños te recomendamos involucrarlos totalmente y planear actividades, tanto en el mar como en tierra firme.Durante la travesía, un ordenador portátil con juegos y siempre que podamos recargar la batería a bordo, es una buena opcion.

Comparte con los niños las actividades para que nunca se aburran ni te aburras tú y experimentarán toda la diversión y diversidad necesaria para que esta aventura sea inolvidable para todos, especialmente para ellos.

La preparación es clave

Lo más importante es estar preparado para todas las situaciones nuevas o inesperadas. Como responsable de los más pequeños, siempre debes anticiparte a posibles situaciones de estrés,mantener la calma y manejar cualquier situación con confianza.

Habla con los niños para que sepan lo que pueden y no pueden hacer mientras están a bordo, sobre la seguridad, sobre lo que se puede esperar en el viaje…

Hazte a ti mismo estas preguntas: ¿sé donde tengo todos los chalecos salvavidas almacenados?, ¿Qué debo hacer si un niño cae al agua?, ¿Sé cómo inflar correctamente el bote?, ¿He dado precisas funciones y deberes a todos los miembros de mi tripulación? etc…

Es muy importante que antes de embarcarte en un viaje con niños puedas responder a estas preguntas con seguridad.

Seguridad a bordo

Todo el mundo a bordo debe tener un chaleco salvavidas y todos deben estar informados y saber en todo momento donde se almacenan los chalecos salvavidas.

Los niños pequeños que no saben nadar deben usar arnés de seguridad. Siempre se debe comprobar que se proporcionan chalecos salvavidas y arneses de seguridad para niños pequeños ya que algunos barcos pueden no tenerlos a bordo o que no sean del tamaño correcto para su edad.

Te recomendamos traer tus propios chalecos y arneses para los niños y asegúrate de que se usan en todo momento durante la navegación.

Los niños deben tener calzado antideslizante, guantes, sombrero o visera, gafas de sol, ropa adecuada para el sol y un protector solar.