Equipaje

En primer lugar, ten en cuenta que el espacio de almacenamiento en un barco de vela suele ser limitado y no es buena idea llevar las maletas de tapa dura, ya que generalmente no caben en los lugares de almacenaje y dejarlas sueltas en el barco es inseguro. Las maletas blandas o bolsas se pueden plegar y se pueden guardar más fácilmente No todos los barcos disponen de sabanas y toallas incluidas.

Además es una buena idea incorporar en tu bolsa un cargador tipo mechero para el móvil, ya que solo los barcos más grandes disponen de generador de corriente, siendo lo usual disponer solo de tomas de 12V para aparatos de poca potencia.

No hay que olvidar tampoco el ocio. A bordo hay mucha paz y momentos en los que disfrutar leyendo un libro, jugando a las cartas…

Ropa para la navegación

Cuando se trata de elegir qué tipo de ropa para llevar, tenemos el siguiente consejo: “lleva la mitad de la ropa y el doble de la cantidad de dinero que pienses que vas a necesitar”.Prepara tu equipaje y si es incomodo de llevar, es que llevas demasiado.

Necesitarás ropa casual, como pantalones cortos, camisetas, trajes de baño y zapatos que se pueden mojar con agua salada. Es una buena idea incluir una chaqueta a prueba de viento para no pasarlo mal en caso de encontrarnos con fuertes vientos.

Para la navegación temprana y tardía – antes de mediados de mayo y después de septiembre – puede ser necesario usar un anorak grueso y un pantalón caliente y es aconsejable también incluir ropa para la lluvia.

Medicación

Aunque la mayoría de los barcos tienen un kit básico de primeros auxilios, es una buena idea llevar uno de su propio botiquín que debe incluir píldoras anti-mareo, crema antiséptica, repelente de insectos, crema antihistamínica para las picaduras de insectos y cualquier otra cosa que preveas que puedas necesitar.

Para los pasajeros que necesitan ciertos medicamentos, asegúrate de traer suficiente medicación para la duración del viaje, y tal vez un extra para un caso de emergencia.

Documentación

No te olvides de traer tu pasaporte, así como una fotocopia del mismo para guardar en un lugar aparte en caso de extravío del original. Revisa si viajas a destinos que necesiten además permisos adicionales como un visado, ya que debes tramitarlo con antelación.

Recuerda si has elegido la opción de alquiler sin patrón traer el original y copia de la documentación acreditativa o titulo.

Es buena idea poder llevar también una funda o sobre impermeable para poder guardar la documentación a bordo de forma segura Cuando se trata de documentos, siempre revisa. Comprueba tres veces para asegurarte que no inicias el viaje sin ellos.

Comidas a bordo

La comida y bebidas no se encuentran incluidas en el precio del alquiler. Se puede llevar la compra al barco o solicitar una compra concreta para tenerla a la llegada.

Los barcos tienen nevera, pero no congelador y los compartimentos de almacenaje son reducidos, por lo que es conveniente comprar en envases pequeños. Muchos barcos cuentan con una cocina equipada para preparar la comida a bordo.

Es recomendable evitar los envases de cristal y los que sean susceptibles de romperse fácilmente o derramar su contenido. Así pues es mejor por ejemplo comprar las bebidas en latas o botellas de plástico. Algunos barcos tienen también microondas, pero si no disponen de generador, sólo podremos utilizarlo en puerto enchufados a la red.

Recuerda llevar galletas saladas para posibles mareos ocasionales o dolor de estómago.